Desarrollo social en Marruecos

En pocos años, Marruecos se ha convertido en el segundo mayor inversor africano del continente, se reincorporó a la Unión Africana en 2017 tras más de treinta años de retirada y ha expresado el deseo de unirse a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental.
Pero para aumentar de manera sostenible el crecimiento y el bienestar, Marruecos debe acelerar su desarrollo mediante el conocimiento utilizando políticas e inversiones basadas en la ciencia. (Escuchar audio)

Audio del podcast “La noche de los gatos”, emitido el 25 de septiembre de 2019.

Precisamente en estos días se ha presentado un estudio completo sobre la población y el desarrollo en dicho país, elaborado por la Oficina del Alto Comisionado para la Planificación, una institución que elabora informes e investigaciones estadísticas sobre economía, demografía y sociedad.

Ciertamente el avance económico y social que ha experimentado Marruecos en lo que llevamos de siglo es incuestionable. Aun así el país presenta carencias en determinados sectores como el educativo o el sanitario; pero en conjunto el balance es muy positivo.

El informe destaca que “Las reformas institucionales y sociales que Marruecos ha llevado a cabo tienen por objeto fortalecer la participación, la supervisión y la movilización de la población. Se trata, en particular, del Código de Libertades Públicas, el Código del Trabajo, el Código Penal, las instituciones jurídicas y la ley orgánica relativa a los municipios, y la regionalización avanzada. Estas reformas se han visto reforzadas por la ratificación de las disposiciones de los instrumentos internacionales de derechos humanos y de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. La reforma del Código de la Familia en 2004 garantiza ahora la igualdad entre los cónyuges y la protección de los derechos del niño... La apertura de Marruecos a su entorno internacional y regional se ha traducido en una profundización de las reformas de modernización competitiva y en una consolidación de los vínculos de asociación con los principales actores del sistema globalizado, así como en una diversificación progresiva hacia los países emergentes y en desarrollo, en el marco de la dimensión Sur-Sur de la política exterior de Marruecos. Como fundamento de su sistema de alianzas y asociaciones, las raíces regionales del Reino han alcanzado un punto de inflexión decisivo con su retorno a su familia institucional africana, lo que le permitiría desempeñar un papel más estructurante en la promoción del desarrollo de nuestro continente, de acuerdo con planes de cooperación que beneficien a todos... En el plano económico, Marruecos ha emprendido importantes reformas encaminadas a acelerar la transformación estructural de su sistema productivo, como lo demuestran las ambiciosas estrategias sectoriales que abarcan sectores clave de la economía nacional. El objetivo es reforzar la coherencia de su modelo de desarrollo y hacerlo más inclusivo, en particular a nivel territorial, elevando las regiones del Reino a la categoría de actores del desarrollo y áreas de creación de riqueza y la aparición de perfiles de especialización competitivaLos progresos realizados por Marruecos, por muy prometedores que sean, no deben hacer perder de vista la existencia de algunos retos que deben afrontarse para asegurar la trayectoria de desarrollo económico y social del país y permitirle beneficiarse de su integración en la economía mundial. Además, el aumento de la productividad global y la mejora del crecimiento del empleo, la optimización de la inversión pública y el refuerzo de la coherencia de las estrategias sectoriales serían ingredientes esenciales para permitir a Marruecos entrar plenamente en la era emergente...”.

El informe puede descargarse en el siguiente enlace: https://www.hcp.ma/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *